Personalmente me pasó que hasta que no fui madre no tenía ni idea de qué era una muselina. Durante el embarazo una súper amiga me regaló dos packs de muselinas, todo un descubrimiento.

Cuando la peque nació la usábamos para arrullar y recogerla, se sentía muy segura y dormía fenomenal. También a la hora de la lactancia para evitar derrames, manchas y limpiarle suavemente la boquita. Luego se ha convertido en ese trapito inseparable a la hora de dormir. 

 

Llevo siempre una a mano en el carrito para quitarle el sol en verano o darle un poco de calor extra en invierno. Además, no ocupan nada de espacio.

Las he lavado como doscientos millones de veces y están impecables, como el primer día. Siguen suaves y agradables. Eso sí, no se pueden usar blanqueadores con ellas porque los tintes son naturales y te los cargas.

Ahora que he podido traerlas a la tienda, las recomiendo 100% como regalo para una mamá. Son ecológicas (hechas con procesos tradicionales) de bambú o algodón orgánico certificado y muy bonitas.

He traído a La Bicha de varias medidas, aunque personalmente creo que las de 70 x 70 cm son las más prácticas. También he traído de 30 x 30 para recién nacidos y de 90 x 100 cm para poder tapar todo el carrito por ejemplo.

La marca es Xkko: una marca Checa (siempre intento traer marca nacional, pero es que estas muselinas las he probado y son geniales!) creada en el año 2000 y que desde 2005 se ha expandido exportando, pero que es desde el 2011 cuando han empezado a producir ecológicamente y con materiales sostenibles. Que tratan bien a tu bebé y al medio ambiente.

Xkko lleva 12 años produciendo muselinas con certificados que abalan su alta calidad. Las muselinas Xkko son naturales y transpirables, con propiedades antialérgicas. Ligeramente elásticas, muy suaves y absorbentes. Son prácticas y versátiles con distintos usos.

La fibra de bambú es antibacteriana, muy absorbente, fácil de secar y súper suave. El bambú es una planta de rápido crecimiento que no necesita pesticidas en su cultivo. Es simplemente una mejor opción. Aunque también las tienes disponibles en algodón orgánico certificado.

Se suelen usar para limpiar caritas sucias o trapito de apego, las versiones Kikko más grandes para sabanita para sentarse o jugar, protector del sol, intimidad mientras das el pecho, toalla, bandolera auxiliar, arrullo mientras duermen.

¿Vosotras usáis muselinas con vuestros peques?